Portal de Cocina, Recetas, Tips y Más

Ayuda a tus hijos a tener el mejor regreso a clases con una dieta rica en cacahuates

0

Lic. Cecilia García Schinkel / Nutrióloga

En este regreso a clases, dales a tus hijos todas las armas que requieren para ser exitosos. Proporciónales, además de una mochila nueva y un estuche bien surtido, los mejores alimentos, ricos en nutrimentos, que les ayuden a alcanzar el máximo de su potencial en este nuevo año escolar. Y eso pueden ser, precisamente, los cacahuates en la dieta de tus hijos: sus aliados en este regreso a clases.

Los cacahuates se distinguen de otros alimentos por su gran aporte nutrimental. Son alimentos densos en nutrimentos y de un aporte calórico muy razonable. Son alimentos que al mismo tiempo aportan fibra, proteínas de excelente calidad, grasas saludables y 5 vitaminas del complejo B, además de vitamina E, para un total de 6 de las 13 vitaminas esenciales que el cuerpo requiere todos los días. Igualmente, son ricos en minerales, de los que aportan 7 en cantidades apreciables, incluido potasio, calcio, hierro y magnesio. También contienen múltiples sustancias bioactivas, nutraceúticas, cuyo consumo tiene efectos benéficos para la salud y ayudan a prevenir enfermedades crónicas a mediano y largo plazo, incluidas el resveratrol y los fitoesteroles, particularmente betasitoesterol.

Para el éxito escolar y para apoyar el desarrollo de nuestros pequeños, los cacahuates incluyen nutrimentos esenciales que les pueden dar ese extra que requieren para ser exitosos. En primer lugar, los cacahuates son alimentos ricos en ácidos grasos esenciales, especialmente ácidos grasos omega 3, 6 y 9 los cuales son elementos fundamentales del cerebro, en el que constituyen el mayor porcentaje. Son vitales, pues ayudan a conducir los impulsos eléctricos que aplican el pensamiento y el desarrollo cognitivo. Las vitaminas del complejo B que contienen ayudan a mejorar la velocidad de respuesta neurológica y a prevenir el estrés. Son esenciales también para controlar los movimientos musculares y su deficiencia se asocia con los tics musculares y la falta de concentración.

Del consumo habitual de cacahuates, ya sea en el desayuno como acompañamiento de la fruta, con el yogurt o el cereal o como parte del refrigerio escolar, nuestros niños también reciben proteínas que sostienen y favorecen el crecimiento a la vez que ayudan a prevenir las enfermedades infecciosas que tanto afectan el rendimiento escolar al propiciar el ausentismo.

El resveratrol presente en los cacahuates es la misma sustancia que hizo famoso al vino tinto y que ha demostrado tener efectos preventivos de los infartos y protectores del envejecimiento celular prematuro y de la acción del estrés oxidativo que hace más sensibles a los pequeños a las enfermedades infecciosas. El resveratrol ha mostrado ahora a través de nuevos descubrimientos, un potencial increíble en la prevención de enfermedades infeccionas. Las cascarillas del cacahuate, por ejemplo, sus tegumentos cafés, que son comestibles y deliciosos, no solo son ricos en fibra sino en concentrados de resveratrol´, y se ha mostrado que su consumo puede ayudar a los niños a tener membranas, piel, mucosas respiratorias e intestinales sanas, con lo que son eficientes para prevenir enfermedades infecciosas de todo tipo… y rendir al máximo.

Finalmente, y esto las mamás ya lo sabemos, la rica crema de cacahuate untada en un sándwich o en galletas provee a nuestros hijos el valor de saciedad que requieren para sentirse llenos de energía a lo largo de toda la jornada escolar y así poder concentrarse en todas y cada una de las clases. Es que los cacahuates son realmente energía para su día y para el de los adultos.

Así, dales a tus hijos el mejor regalo de vuelta a clases: la salud incluyendo en la lonchera, desayuno, comida o cena de tus niños o adolescentes, cacahuates y crema de cacahuate para que lleven a la escuela alimentos llenos de nutrimentos esenciales y sustancias protectoras del bienestar y de la energía que requieren para rendir durante el día.