Portal de Cocina, Recetas, Tips y Más

Cuida la salud de tu familia con arándanos

0

El consumo de verduras y frutas se ha asociado con multitud de beneficios para la salud de toda la familia y aunque en general todos los alimentos contienen muchos de sus nutrimentos y sus potenciales beneficios a nuestra salud, algunos destacan en este aspecto. Éste es el caso de los arándanos, que de entre todas las frutas y verduras destacan por su aporte nutrimental y sus beneficios para todos los miembros de la familia.

Energía para toda la familia

En los arándanos deshidratados y en los jugos y mezclas de jugo encontramos azúcares naturales acompañados de fibra, que nos brindan la energía que las células requieren para su trabajo metabólico y para la actividad física. Esta energía, que se obtiene de los azúcares naturales, que es libre de residuos y fácilmente aprovechable por el organismo, es la que nos ayuda a concentrarnos en la escuela o el trabajo, en las tareas más importantes y a realizar actividad física. Debido a que los arándanos también contienen fibra, al tiempo que nos brindan energía también nos dan saciedad y nos ayudan a apegarnos mejor a dietas correctas y ordenadas. Estos beneficios son para toda la familia y son especialmente importantes para los preescolares, escolares y adolescentes, los más jóvenes de la familia, para su desempeño escolar y para la realización de ejercicio y la práctica de deporte.

Prevención de infecciones y protección antioxidante para los más chicos

En los más pequeños de la familia son frecuentes las enfermedades infecciosas de todo tipo, desde las de la garganta y las vías respiratorias hasta las estomacales y del sistema digestivo, pasando por las de la piel y las vías urinarias. Es vital prevenir infecciones y brindarle a sus cuerpos los elementos necesarios para recuperarse rápida y fácilmente; y los arándanos, por su elevada capacidad antioxidante y por su enorme concentración de sustancias capaces de absorber radicales libres y fortalecer las membranas, contribuyen justamente a fortalecer los tejidos protectores y a prevenir o resolver más rápidamente enfermedades infecciosas de todo tipo. Además los mismos antioxidantes que fortalecen piel, cabello y a las membranas protectoras contra las infecciones también actúan como antioxidantes capaces de prevenir los efectos nocivos de los agentes radicales libres presentes en el ambiente y producidos por el trabajo celular mientras que también protegen a los más pequeños de la acción de los nocivos rayos del sol.

Protección cardiovascular y prevención de infecciones urinarias para la mujer

En las mujeres adultas, son frecuentes y molestas las infecciones de las vías urinarias, debido a la anatomía del cuerpo femenino en la que los sistemas digestivo, urinario excretor y reproductivo tienen sus orificios de salida muy cercanos. Estas infecciones persistentes, difíciles de erradicar y de diagnóstico complicado, muchas veces no ceden con tratamientos con antibióticos o son recurrentes; la evidencia muestra que el consumo habitual de productos de arándano, incluidas las frutas deshidratadas, el jugo y mezclas de jugo, son muy benéficos en el control y prevención de dichas enfermedades. Y no es sólo porque el arándano es una fruta ácida; es por la presencia de antocianinas y por antocianinas, sustancias relacionadas con los pigmentos naturales de estas frutas, que actúan como antibacterianos evitando el alojamiento de bacterias en los muy finos conductos de las vías urinarias ayudando así a prevenir y resolver más fácilmente los síntomas de las infecciones y la presencia de elevadas concentraciones de microorganismos potencialmente dañinos en los mismos conductos.

Estas mismas sustancias, las antocianinas y otros flavonoides, son también poderosos agentes cardio protectores que ayudan a prevenir la oxidación del colesterol en la luz interior de las arterias y les brindan flexibilidad con lo que se pueden prevenir accidentes cardio y cerebro vasculares que son frecuentes en las mujeres climatéricas, mayores a 50 años y con ausencia de menstruación, en las que la baja de estrógenos aumenta el riesgo cardiovascular considerablemente.

Protección de mucosas en la boca y en el estómago de los varones

En los varones son frecuentes las molestias estomacales, tipo gastritis, asociadas con el estrés y la ansiedad, con hábitos alimentarios desordenados y con la presencia de una bacteria no patógena pero persistente, la Helicobacter Pylori, identificada en los años recientes como la causante de muchas gastritis y úlceras estomacales. Hoy se sabe que el consumo habitual de arándanos y productos de arándano, incluyendo jugos, mezclas de jugo y las propias frutas deshidratadas, ayuda a evitar el alojamiento de estas bacterias en las suaves paredes o membranas estomacales, ayudando a prevenir y resolver el problema. Así, para quien padece gastritis o ha sido diagnosticado con úlcera estomacal, además de los cambios en la dieta y el estilo de vida y el consumo de los medicamentos prescritos, la recomendación es aumentar el consumo de productos de arándano.

Los productos de arándano también pueden tener otro beneficio para los varones de la familia, y es que al igual que en las vías urinarias y el estómago, las antocianinas y otros fitoquímicos presentes en estos productos tampoco permiten que las bacterias se alojen en las membranas de la boca. Así, el consumo habitual de productos de arándano puede ayudarlos a prevenir y resolver enfermedades bucales muy frecuentes en los adultos, como la gingivitis y la inflamación de las encías, y otras infecciones bucales y de las membranas de las mejillas, paladar y encías.

Prevención anti cáncer para los más grandes

En los adultos, debido a que los procesos de multiplicación celular se van deteriorando y a que aumenta la presencia de agentes radiales libres, oxidantes por naturaleza, es más común que se desarrollen cánceres en diversos sistemas y tejidos. Prevenir el cáncer no es del todo posible pero sí hay evidencia que muestra que las dietas altas en antioxidantes pueden ayudar a prevenir las mutaciones y cambios en el material genético de nuestras células asociados con las etapas tempranas del cáncer. También hay evidencia de que especialmente los antioxidantes de la familia de los flavonoides, particularmente los del tipo antocianina, presentes en los arándanos y sus productos, como los jugos, mezclas de jugo y la jalea, cuando son aplicados directamente sobre tejidos cancerosos, pueden ayudar a prevenir y detener la propagación asociada con tumores. Así, como medida preventiva del cáncer hoy se recomienda llevar de manera habitual dietas altas en antioxidantes, como los contenidos en arándanos y sus productos, para prevenir dichas mutaciones y disminuir la posibilidad de padecer cáncer. Además se obtienen otros beneficios pues la piel, el cabello y las mucosas lucen húmedas y juveniles a la vez que se previenen enfermedades infecciosas de todo tipo.

Así, los productos de arándano, incluidas la jalea, las frutas deshidratadas, los jugos y mezclas de jugo, implican diferentes beneficios para todos los integrantes de la familia por lo que son alimentos que vale la pena consumir de manera habitual combinándolos en diversos platillos para el desayuno, comida y cena de toda la familia.