Portal de Cocina, Recetas, Tips y Más

Dietas y restaurantes ¿Qué pedir?

0

Seguramente este año que comienza ya tomaste la decisión de cambiar tu alimentación, porque estás consiente que para no subir de peso y conservar tu salud, es necesario hacer algunos cambios, y bueno, en casa es hasta cierto punto sencillo. Pero si tienes que comer en restaurantes, necesitas aprender algunos trucos para comer menos.

No estamos hablando de una dieta estricta que dura unos días y se ven los resultados inmediatos, sino una alimentación permanente que dará resultado a más largo plazo, pero que será más duradero.

Está comprobado que solo un 5% de los obesos que pierden peso, llegan a mantenerse en su peso ideal durante más de dos años, y la razón es que adelgazar siguiendo una dieta puede llegar a ser fácil, lo difícil es mantenerse.

Seguir una alimentación sana todos los días tiene sus ventajas, te hace más libre a la vez que responsable, se trata de no sufrir cuando en un cumpleaños comiste una rebanada de pastel, por-que sería una excepción ya llevando una alimentación sana, pero lo normal es que no lo hagas.

Y como tampoco es posible estar contando calorías toda la vida, te ofrecemos el resumen de normas para llevar una alimentación saludable, tanto en tu casa como en un restaurante.

• Evita las grasas pero no las elimines por completo. Prefiere aceites antes que grasas sólidas, sin olvidar que de todas formas contienen nueve calorías por gramo.

• Olvídate del azúcar, el que necesitas lo obtienes de las frutas.

• Incluye por lo menos cinco raciones entre frutas y verduras frescas por día, aunque puedes llegar a diez sin ningún problema. Una ración equivale a una taza.

• Come pescado dos o tres veces a la semana. Son ricos en vitaminas y minerales, proporcionan al organismo proteína de buena calidad y aportan Omega 3 y Omega 6, benéficos para el equilibrio del colesterol.

• Una o dos copas de vino al día podrían ser saludables, los antioxidantes que proporcionan se consideran benéficos para el funcionamiento del organismo, pero no debes ex-cederte, ni tampoco forzarte a consumirlo.

• Varía tu alimentación lo más posible, un día espinacas, otro día bróculi y al otro nopales, las posibilidades son infinitas, lo mismo con otros alimentos: un día salmón, otro atún y también otro carne de res o pollo, sin olvidar que el huevo también es proteína animal.

• Por último, no hay forma de que una alimentación saludable funcione sin ejercicio. Está demostrado que la actividad física es necesaria, así que si vas a un restaurante cercano, ¿por que no caminar, en lugar de ir en algún transporte?