Todo lo que debes saber sobre la mantequilla

0

Ninguna cocina está completa sin mantequilla, ya que es un ingrediente versátil que, por su inigualable sabor y rendimiento, le da un toque especial a las recetas. Nada más simple y delicioso que un pan con mantequilla por la mañana, o qué tal unos esponjosos hot cakes o incluso unas verduras al vapor aderezadas con un poco de mantequilla.

México, países latinoamericanos con mayor consumo

En México, el consumo de mantequilla a principios de 2018 fue de 272* (miles de toneladas), siendo uno de los países latinoamericanos con mayor consumo, sin embargo, en el mismo año India ocupó 5,603* para cocinar, es el país que a lo largo de los años tiene el mayor consumo, y es que casi la mitad de su producción lechera sirve para la producción de este ingrediente al que ellos llaman Ghee.

Mantequilla

Publicidad

La mantequilla se hace al batir o agitar la crema pasteurizada para separar la leche del suero de la leche. Es una fuente de sodio, de vitamina D, A y E y carotenos.

Ahora bien, no toda la mantequilla es igual, es decir, aunque todas estén elaboradas con leche, el cuidado de la vaca sí importa. Por ejemplo, los productores de California se preocupan por la salud, la comodidad y la seguridad de sus vacas. Pues una vaca sana y bien cuidada producirá leche de alta calidad.

Datos interesantes de la mantequilla

Así que si eres de los que siempre tiene una barra de mantequilla en el refrigerador te damos algunos datos interesantes para que sobrevivas al llegar al anaquel:

  • Revisa las etiquetas. Una buena mantequilla deberá de contener por lo menos 80% de peso, 18% de agua y 2% de sólidos. Además, su único ingrediente debería de ser la crema y la sal, si tiene más ingredientes, podría no ser una mantequilla pura.
  • Mantequilla o Margarina. La mantequilla está hecha con ingredientes de origen animal y la margarina de origen vegetal, sin embargo, para que una margarina tenga esa consistencia pasa por un proceso que convierte las grasas vegetales en grasas trans.
  • El precio. En la mantequilla el precio es un indicador de calidad, si ves una mantequilla muy económica puede ser que no esté elaborada con leche de calidad.
  • El sello. Muchos productos lácteos cuentan con el selloReal California Milk, el cual avala la calidad de producto y un sabor inigualable.
  • Sabor y aroma. Cuando se utiliza leche de buena calidad como la de California, la consistencia de la mantequilla es uniforme, pero además su aroma y sabor es inigualable.

Como datos adicionales, recuerda que la mantequilla absorbe fácilmente olores por lo que te sugerimos mantenerla bien tapada, además puedes mantenerla en congelación hasta por 4 meses.

No importa que tu receta sea dulce o salada, recuerda que una mantequilla con el Sello de California será sinónimo de una excelente calidad y sabor.

Publicidad