Año nuevo sin grasa

0

Goodshoot/thinkstockPor Maricarmen Osés

1. Utiliza quesos bajos en grasas como panela, mozzarella, Oaxaca o cottage.

2. Consume lácteos bajas en grasa como leche descremada y yoghurts descremados.

3.
Prepara tu propio aderezo para ensaladas. Evita utilizar grasas como aceite, crema, mayonesa y aguacate. Combina ingredientes como mostaza, pimienta, limón, vinagre, salsa inglesa, soya, cilantro y perejil. Usa aderezos bajos en grasa o los que ya venden en el súper.

4. Procura utilizar el mínimo de sal que puedas para no retener líquidos y toma mucha agua. Recuerda: entre más agua tomes, menos agua retienes y más grasas movilizas.

Publicidad

5. A los sándwiches, tortas o hamburguesas no les pongas mantequilla, margarina, aguacate ni mayonesa. Puedes usar mostaza, chiles y salsas que no contengan grasa.

6. Lo ideal es tomar sólo 3 refrescos de dieta a la semana. Si te cuesta trabajo, comienza a reducir la cantidad. Por ejemplo: si tomas 4 refrescos diarios, ahora toma 2, hasta alcanzar la recomendación. Toma en cuenta que el refresco de dieta no tiene calorías, pero contiene sales que retienen muchos líquidos; por lo que tomarlos en exceso no te beneficia en tu régimen para bajar de peso.

7. Las tortillas deben ser de maíz, las de harina tienen más grasa.

8. Cuando en una dieta te recomiendan tostadas, se refiere a tortillas de maíz tostadas al comal, sin grasa.

9. Utiliza muy poca azúcar para endulzar agua de frutas, café o té.

10. Si vas a tomar una copa, es mejor que no tenga azúcar ni jugos. Pídela con refresco de dieta, agua mineral, agua natural, tequila con limón y una sangrita. En cuanto a la cantidad, se aplica igual que a los refrescos de dieta.

11.
En los menús intercambiables se puede escoger cualquier desayuno con cualquier comida y cualquier cena.

12. Haz ejercicio para mantenerte activa, puedes caminar 25 minutos por lo menos 5 veces a la semana para ayudar a acelerar el metabolismo y a tener mejor actitud

Publicidad