Portal de Cocina, Recetas, Tips y Más

Cambia tus hábitos alimenticios

0
Cambia tus hábitos alimenticios
iStockphoto/Thinkstock

Por Andrea Sánchez

Todos los días somos bombardeadas por un sinfín de productos milagro, dietas y suplementos que prometen hacernos adelgazar, situación que no siempre ocurre. Por ello, hoy te quiero invitar a cambiar poco a poco tu régimen alimenticio y la forma en la que te alimentas.

En este momento estoy comenzando a leer La dieta alcalina, libro editado por LAROUSSE, y quiero compartir contigo algunos de los consejos que las autoras nos dan. Espero que después de leer estas notas comiences a tener un estilo de vida más saludable, recuerda que el principio básico de todo es que te sientas bien contigo y con la comida que ingieres todos los días.

1. Elige la porción correcta

Cambia tus hábitos alimenticios
Fotos iStockphoto/Thinkstock

Muchas veces, cuando nos sentamos a comer no somos conscientes de la cantidad de alimento que ingerimos. En la dieta occidental, las porciones que se sirven son muy grandes y no proporcionales con el individuo.

Para Natasha Corret y Vicki Edgson, la porción perfecta es la que cabe en la palma de tus manos. Júntalas y el espacio que se cree entre ellas al hacer una especie de cazuelita es igual al tamaño de tu estómago y esa es la porción de alimento ideal para tu cuerpo.

2. Platos y tazones más pequeños

Sí, leíste bien, modificar el tamaño de tu vajilla te ayudará a cuidar lo que comes, pues  al tener platos tan grandes, sentirás que es muy poco lo que estás comiendo. Un plato de 25 cm de diámetro es el ideal para servir platos fuertes, mientras que, para las entradas, un tazón o plato de 18 cm es perfecto.

3. Sé consciente de lo que comes

Este libro sugiere que te tomes la comida con toda la seriedad que implica el momento. Sabemos que nuestro ritmo de vida actual nos obliga a comer rápido y lo primero que encontramos, pero es de suma importancia que sepas lo que te llevas a la boca y que le des a tu cerebro la oportunidad de codificar que estás comiendo. Evita distraer a tu cerebro ingiriendo tus alimentos frente a la televisión o tu computadora.