Cambios sencillos e inteligentes para mejorar tu alimentación

0

Por Andrea Sánchez

Lo que más me gusta de un libro es que me sorprenda y me enseñe algo nuevo con el pasar de sus páginas. Como te platiqué, comencé una nueva aventura, estoy leyendo La dieta Alcalina de LAROUSSE y hasta el momento me ha parecido un libro fascinante.

consejos

iStockphoto/Thinkstock

A continuación comparto contigo un poco de la valiosa información que encontré en este libro y que estoy segura te ayudará a mejorar tu dieta.

1. Jugos embotellados por naturales

Los jugos que más te gustan, los puedes elaborar en casa con frutas y verduras de la temporada, contienen mucha fibra y te ayudarán a reducir tus niveles de colesterol. Mientras que, los jugos embotellados están adicionados con azúcares y conservadores que a la larga soy dañinos para tu salud.

2.  Smoothies embotellados por hechos en casa

Las pequeñas acciones que llevas en la cocina, a la larga se convertirán en grandes y significativos cambios en tu salud. Si eres fan de los smoothies embotellados, comienza a prepararlos tú misma. Elige leches vegetales como la de soya, almendras o nueces. Este tipo de acciones te ayudará a equilibrar tus niveles hormonales, tu memoria y tu piel.

3. Sopas instantáneas por caseras

No tienes que partirte la cabeza ni gastar mucho tiempo. Para elaborar una sopa, pon a hervir agua suficiente y ten todo a la mano, de esta forma te estarás ahorrando mucho tiempo y la pasta quedará en minutos. Agrégale vegetales, leguminosas o algún ingrediente de tu preferencia, estarás ahorrando tiempo, cocinarás más sano y evitarás sales, azúcares y conservadores de las pastas instantáneas.

4. Aderezos embotellados por aderezos caseros

Además de que mejorarás el sabor de los aderezos, hacerlos caseros te ayudará a evitar aditivos, azúcares y sales empleadas en su preparación comercial. Para conservarlos sólo basta cuidar las proporciones de los ingredientes para que no hagas de más y ponerlos en un recipiente adecuado en refrigeración.

5. De pan blanco a pan integral

Sí, algo tan sencillo como sustituir el pan blanco que consumes habitualmente, por un pan con un mayor aporte de fibra. En el mercado hay varias marcas que ofrecen pan de centeno, granos integrales, con semillas de girasol o linaza, prefiérelos y si tienes tiempo, hornea tu propio pan, así estará libre de conservadores.

Te sugerimos preparar