Portal de Cocina, Recetas, Tips y Más

Come pizza ¡sin culpas!

0

Por Nancy Colín

Stockbyte/Thinkstock

Muchas veces nos abstenemos de disfrutar algunos alimentos como la pizza, por temor a subir de peso o a no cumplir con nuestra dieta, por eso, aquí te decimos cómo puedes incluirla en tu comida, sin que te provoque remordimientos.

El secreto es balancear
“La responsabilidad de armar nuestra alimentación es de cada uno; todos los alimentos pueden ser insertados en una dieta correcta, pero debemos analizar cuánto comemos, cómo lo combinamos con otros alimentos y con qué frecuencia lo servimos”, explica la nutrióloga Cecilia García Schinkel, vocera de Domino´s Pizza.

iStockphoto/Thinkstock

Como cualquier alimento…
Cecilia García explica que efectivamente, la pizza está rodeada de mitos y falsas creencias, pero aclara: “no es más que una masa de trigo con levadura a la que se le pone una salsa, hecha con jitomate y especias –como la que cocinamos para el spaghetti– después se cubre con vegetales o carnes frías y se le esparce queso bajo en grasa, además se hornea y por eso no se agrega grasa; incluso abarca los tres grupos del plato del bien comer: la masa sería el cereal, los vegetales más la salsa de tomate y el queso, como producto de origen animal”.

Cómo incluirla
“Una rebanada de pizza contiene entre 300 y 350 calorías –dependiendo los ingredientes–. Si un adulto promedio necesita 2,000 calorías al día, incluyendo desayuno, refrigerio a media mañana, comida, refrigerio por la tarde y cena, puede ingerir 800 calorías a la hora de la comida; éstas se pueden armar con dos rebanadas de pizza y agregar una ensalada, bebida o fruta como postre; claro que uno de los fundamentos de la dieta es que debe de ser variada, porque gracias a ésta se evite la aburrición, pero también se reciben todos los nutrimentos, por ello podemos incluir la pizza –máximo– dos veces a la semana”.

En los niños
La especialista aclara que los niños deben, por un lado recibir todos los nutrimentos que necesitan para crecer y desarrollarse plenamente; sin subir de peso sustancialmente y por otro lado, construir sus hábitos alimentarios de por vida: dentro de los cuales, está aprender a manejar todo tipo de alimentos. Entonces, se debe instruir para consumirla de madera moderada:
“Si es un niño de seis años, sería una rebanada, si es un pequeño de 10, serían dos y en el caso de un adolescente de 14, puede comer hasta 3; ésto por el gasto energético que tiene. Lo ideal es ponerle más vegetales y menos productos cárnicos, para obtener así todos los alimentos”.

¿Y en caso de obesidad?
Las personas que padecen obesidad deben hacer una dieta hipocalórica, que significa comer menos calorías que las que eliminan. Pensando en un adulto que debe consumir 1,500 calorías, podría comer una rebanada de pizza de vez en cuando y para acabar de satisfacerse, se recomiendan pepinos con limón o una ensalada de lechuga.