El sano placer del vino

0
El sano placer del vino

Hemera/Thinkstock

Antes no había opción de delgadez o salud para alguien que disfrutara enormemente la comida y le encantara el vino. Pero hoy en día, gracias a los avances en la investigación nutricional y social, es posible este tipo de alimentación que junta el placer y la salud.

En qué consiste
Esta dieta se basa en la combinación de una dieta tipo mediterránea, muy saludable, con un consumo moderado diario de vino. Es un plan de alimentación saludable, equilibrado, con colaciones entre comidas y acompañamiento de vinos, que resultan en un incremento del sistema inmunológico, del estado general de salud y altamente benéfico para el sistema cardiovascular en específico.

16 maravillosos beneficiosBrand X Pictures/Thinkstock

1. Disminución de los niveles sanguíneos de colesterol.
2. Más cantidad de energía repartida adecuadamente.
3. Mejor digestión.
4. Menos distensión abdominal.
5. Pensamientos claros y mejor concentración.
6. Aumento de la libido.
7. Mayor esperanza y mejor calidad de vida.
8. Disminución de peso corporal y mantenimiento.
9. Mejores funciones corporales.
10. Apariencia más joven.
11. Mejor actitud.
12. Disminución del estrés, la ansiedad y los estados depresivos.
13. Reducción en el riesgo de infartos, arteriosclerosis, piedras en la vesícula y en los riñones, artritis, úlceras, gripas, etc.
14. Aumento del funcionamiento en el sistema inmunológico.
15. Protección contra moléculas oxidativas e inflamatorias.
16. Mejores relaciones con las personas que comparten el entorno.

Definitivamente no es solamente una dieta, es un cambio de hábitos y estilo de vida; no se trata de castigar ni de sacrificar la dieta, sino de hacer cambios positivos en la alimentación y en la dinámica de alimentación en nuestra vida de manera permanente. Recuerda: la dosis hace al veneno.

iStockphoto/ThinkstockUna combinación saludable

El objetivo es: buena comida, buen vino, buena compañía. Ésta es la combinación más saludable. No todas las personas pueden consumir alcohol, es necesario estar completamente seguros de que no existe una afección en la salud o de que no estás embarazada, lo ideal es consultar al médico antes de comenzar con este plan.

Está comprobado que el vino sensibiliza a las papilas gustativas, aumenta el sabor de la comida y hace que los platillos sean más apetecibles. El mayor impacto que el vino tiene sobre la salud es en el sistema cardiovascular. Todas las investigaciones que se han realizado con el vino surgen a partir de la “paradoja francesa” de que comen quesos maduros, foie gras, croissants y son la población con menor índice de afecciones cardiacas del planeta.

El plan es simple

• Reduce carbohidratos simples.
• Disminuye las porciones de alimentos.
• Muchas frutas y verduras como acompañantes de todas las comidas.
• Incluye vinos en la comida, especialmente en la cena.
• Agrega proteína magra (pescados, aves o cortes sencillos sin grasa).
• Introduce carbohidratos complejos de granos integrales.
• Añade grasas buenas (aceite de oliva, canola y semillas) sobre todo, Omega 3.

El sano placer del vino

Hemera/Thinkstock

La dieta está basada en alimentarte deliciosamente con múltiples recetas de alimentos que en vez de construir y formar grasas en el cuerpo, ayuden al organismo a ser más eficiente y hagan que se oxiden las grasas almacenadas y los alimentos que comemos, en vez de acumularlos.

¿Cuánto vino?
iStockphoto/Thinkstock

La clave es ingerir un vaso chico de 100 ó 150 ml al día de vino, de preferencia tinto, con la cena. Las mujeres podemos beber una al día, mientras los hombres pueden tomar dos, por necesidades calóricas. Obviamente, el consumo excesivo de alcohol es peligroso para la salud y más allá de traer beneficios al organismo, lo que trae el exceso son consecuencias graves de salud y accidentes.

No pienses que estás en una dieta, piensa sólo en comer mejor y disfrutar la comida, come lento, tómate tu tiempo… El objetivo es perder grasa constante y gradualmente, ¡pero de forma definitiva! Haz actividad física real, no hagas dos meses ejercicio y luego lo dejes, no es necesario una gran inversión en gimnasios o en tiempo: caminar 30 minutos es el mejor ejercicio para lograr una quema constante de grasas y acelerar el metabolismo.

Te sugerimos preparar