Portal de Cocina, Recetas, Tips y Más

La alimentación de una viajera

0

iStockphoto/ThinkstockPor Leslie Pérez

Es muy común que al salir de viaje cambiemos nuestros hábitos alimenticios, ya que como parte de la experiencia probamos todas las delicias gastronómicas que nos ofrece el destino que visitamos.

Sin embargo, es importante que no descuides tu alimentación, ya que al comer nuevos platillos es posible que experimentes cambios en tu organismo, como estreñimiento, diarrea, acidez, o algún otro tipo de malestar estomacal.

También es muy probable que cambies los horarios de comida, ya que cuando salimos de viaje, desayunamos temprano, sustituimos la comida por algún tentempié y cenamos de forma pesada.

¿Qué debo comer si salgo de viaje?

El cuidarte no quiere decir que te limites a pobrar ricos y nuevos platillos, simplemente debes seguir algunos tips, para que tu digestión no se vea afectada.

Stockbyte/Thinkstock1. Procura que el desayuno sea muy completo y nutritivo, por lo general los hoteles te ofrecen la opción de degustar un buffet.

¡No abuses de las cantidades! empieza con un plato de fruta o cereal con leche, complementa el menú con algún omelette acompañado de una guarnición de frijoles y pan integral y jugo de fruta.

2. Si acostumbras a tomar café con pan por las mañanas, entonces evita acompañar tu plato fuerte con más harina y puedes sustituir el café por té.

3. Ya que estando en la playa preferimos comer alguna botana en vez de comer fuerte, es recomendable que optes por un coctel de frutas o verduras y alguna barra de cereal.

4. Cuando estamos de viaje no hay nada mejor que visitar los restaurantes que ofrece el lugar para cenar.

Si eliges está opción trata de hacerlo temprano para que tu organismo tenga tiempo de digerir los alimentos antes de dormir.

5. Como estás probando alimentos nuevos, evita aquellos que tengan muchos condimentos y picante, así como los que te caigan pesados.

6. Si vas con niños, dales a probar cosas nuevas, siempre y cuando no sean muy pesadas y sean de su agrado y todo en porciones pequeñas para que no se desperdicie nada.

7. Toma mucha agua, ya que si vas a climas calientes y húmedos te deshidratarás más rápidamente.

Sigue estos tips y seguro que todos los menús que pruebes en tus vacaciones te dejarán con un rico sabor de boca.