La importancia del índice glucémico

0

iStockphoto/thinkstockEl índice glucémico es una referencia numérica que indica la cantidad de glucosa (azúcares) que se queda en la sangre al consumir alimentos.
Actualmente se ha comprobado que una dieta balanceada que incluya alimentos con índice glucémico moderado previene y controla enfermedades como el sobrepeso y la obesidad.

Otros de los beneficios del consumo a largo plazo de carbohidratos y alimentos de bajo índice glucémico son los siguientes:

• Reduce altos niveles de grasa en sangre.
• Reduce enfermedades del corazón.
• No hay fatiga temprana al realizar ejercicio.
• Aporte estable de glucosa.
• Ayuda a mantener el apetito bajo control.

Es importante señalar que este índice no es fijo en los alimentos y varía dependiendo de la calidad de un cereal, de la madurez de una fruta o de los tratamientos que reciban.
Los alimentos de bajo índice glucémico ayudan a quemar grasa en lugar de almacenarla. Se ha comprobado que mantener un bajo nivel de insulina es elemento clave para perder peso y mantenerse sano.

Publicidad

Algunos de los alimentos recomendados son los siguientes: aguacate, champiñones, espinacas, coles de bruselas, calabazas, brócoli, berenjenas, etc; en el grupo de los lácteos: leche, requesón, yogur sin sabor. Las frutas de bajo índice glucémico son fresas, cerezas y moras, entre otros.

Asimismo, es importante tener control sobre las etiquetas que se encuentran en los alimentos, ya que son una herramienta indispensable que nos ofrece información detallada, para saber la información nutrimental del producto, pero es necesario destacar que si se desea mantenerse en forma o perder peso, es esencial saber que no todas la calorías engordan, ya que algunas son calorías de calidad o “calorías inteligentes”, las cuales además de no engordar, promueven la saciedad y la quema de grasa en forma natural, aportando energía física y mental prolongada, así como ayudando a quemar las “calorías vacías”.
Un ejemplo de estas calorías se encuentra en una porción de pastel que contiene 200 kcal, para digerirlo nuestro metabolismo quema 80 kcal, por lo que nos quedan 120 kcal sin digerir que seguramente nos provocarán con el tiempo un aumento considerable de peso, pero existe una manera muy sencilla de evitar este problema, la solución es consumir alimentos que contengan calorías inteligentes, por ejemplo las que encontramos en una porción de apio que contiene 40 kcal, para digerirlo nuestro metabolismo quema 80 kcal por lo que nos quedan -40 kcal, así que ingerimos 40 kcal inteligentes y quemamos 80 kcal. De esta forma quemamos el doble de calorías de las que ingerimos.

Las calorías inteligentes

Las podemos encontrar en alimentos naturales, que contienen fibra soluble e índice glucémico bajo. Asimismo, se encuentran en los alimentos que no están refinados y no tienen colorantes y saborizantes artificiales añadidos.
Estas calorías ayudan a perder peso y mantenerse en forma, ya que también son llamadas calorías estratégicas, debido a que se almacenan en nuestro organismo esperando a ser usadas en el momento indicado, como en la práctica de un deporte o una actividad física que demande mucha energía.

Cabe destacar que no sólo el apio contiene calorías inteligentes, también existen otros alimentos como las moras, fresas, zarzamoras, frambuesas, pepino, manzana verde, toronja, amaranto, nueces, lentejas, etc.

De esta forma se puede consumir una rebanada de pastel, pero añadiéndole nueces u otro alimento que contenga calorías inteligentes con el objetivo de mejorar las calorías del pastel.

Otra forma de mejorar la calidad de las calorías es combinarlas con proteínas y grasas buenas, como ejemplo a una porción de papas fritas se le puede combinar con un filete de pescado o carne magra, para tener un plato inteligente y estratégico que más allá de aumentar el peso, nos ayuda a mantenernos en forma. Respecto a los azúcares refinados, no se recomienda su empleo, ya que elevan rápidamente el nivel de insulina en la sangre.

Publicidad