Portal de Cocina, Recetas, Tips y Más

Lo que no sabías del fast food

0

El término fast food se refiere a alimentos servidos de manera rápida, sin necesidad de esperas prolongadas. La categorización de éstos es difícil, pues popularmente se considera como comida rápida a todo lo que puedas consumir, sin necesidad de preparaciones complicadas ni tiempos exagerados. En este rubro se encuentran los tacos, la pizza, el sushi… todos los alimentos que podrías encontrar en el food court o área de comida de una plaza comercial.

El servicio de comida rápida surge de una necesidad cada vez mayor de tener alimentos a la mano en menor tiempo, y de consumirlos fuera de casa. Entonces, en realidad el concepto de la comida rápida se basa enteramente en la velocidad, la uniformidad, la estandarización y la convivencia para el comensal, pero no debe asociarse ni generalizarse al contenido nutrimental del alimento en sí.

iStockphoto/Thinkstock

Diferentes composiciones

La composición nutrimental de una pizza es distinta a la de un taco, a la de una torta,  hamburguesa o un sope.

No podemos generalizar a los alimentos en ningún sentido: una comida rápida podrían ser unas papas o galletas, o algún producto de la máquina dispensadora. No es posible clasificar a los alimentos dentro de un rubro tan inconsciente.

Tener la posibilidad de comer en un lugar de fácil acceso o pasar por tus alimentos desde el coche no hace de ninguna manera que carezcan de valor nutrimental.

Nutrición adecuada

No se puede decir que un alimento es bueno o malo desde el punto de vista nutricional, esto es imposible, porque ningún alimento  es completamente equilibrado en sí mismo, siempre le falta algún nutrimento necesario para el cuerpo.

La nutrición adecuada se logra con la combinación de todos los alimentos en proporción adecuada. Cualquier alimento puede formar parte de una dieta correcta, ningún alimento aislado constituye por sí mismo a la dieta.

Las claves

Es la combinación, el equilibrio, la variedad y la cantidad de todo lo que comemos y bebemos, lo que hace que podamos considerar una dieta correcta o incorrecta.

Los valores de recomendaciones diarias de nutrientes (proteínas, lípidos y carbohidratos) se refieren al consumo de la dieta en su conjunto y no a éste o aquel alimento, ni siquiera a la totalidad de lo ingerido al cabo de un día, sino al hábito cotidiano, a lo que generalmente se hace.