Portal de Cocina, Recetas, Tips y Más

Logra el pavo navideño perfecto

0

Por Yatzil Flores

El pavo relleno uy horneado es no de los platillos tradicionales de as celebraciones decembrinas. Aquí te damos los secretos para que, sea cual sea la receta elegida, evites que el pavo te quede seco ( el principal problema de este platillo).

Elección:

CE Platillos Tradicionales Navideños
CE Platillos Tradicionales Navideños

Selecciona un pavo del tamaño que necesites, para calcular su peso considera que debes servir  porciones de 350 a 400 gramos por persona. Lo ideal sería que consiguieras un guajolote orgánico o recién sacrificado, pero encontrar un ejemplar así en las grandes ciudades resulta complicado, sólo considera que entre más gordo sea el animal, su sabor será menos refinado.

Marinarlo:

• Descongela el ave dentro del refrigerador, calcula 24 horas por cada dos kilos.

• No laves el pavo crudo.

• Cuando marines el guajolote, consérvalo dentro del refrigerador, nunca a temperatura  ambiente.

CE Platillos Tradicionales Navideños
CE Platillos Tradicionales Navideños

Preparación

• Saca el ave –ya descongelada– del refrigerador una hora antes de prepararla. El relleno debe estar a la misma temperatura, es decir, si el pavo está a temperatura ambiente, el relleno también debe estarlo, si el primero está frío el segundo también.

• Si preparas el relleno un día antes, no rellenes el pavo hasta que lo vayas a hornear y llénalo solo a tres cuartas partes de su capacidad.

• Engrasa el pavo por fuera con mantequilla o aceite, o bien cúbrelo con rebanadas de tocino que retirarás hacia el final de su cocción, cuando le quites el papel de aluminio.

• Otro secreto consiste en colocar en el fondo de la pavera una cama de zanahorias y cebollas  cortadas en trozos grandes, esto hará que el ave quede suave.

Consejos para un pavo jugoso

1. Un día antes de preparar el pavo déjalo remojar en agua adicionada con sal gruesa y un poco de azúcar.

CE Platillos Tradicionales Navideños
CE Platillos Tradicionales Navideños

2. Otro tip consiste en sumergirlo en caldo de pollo o agua con verduras, calentarlo durante 20 minutos, apagar, dejar enfriar y rellenar.

3. Inyecta con vino blanco o caldo para obtener un sabor inmejorable y cuece al horno como de costumbre.

4. Durante la cocción báñalo constantemente con su caldito.

5. Una vez que esté cocido, sácalo del horno y déjalo reposar durante 20 minutos a temperatura ambiente, de esta manera no sólo te será más fácil rebanarlo, sino que cada trozo que cortes conservará su jugo.

La cocción

* Tapa el pavo con papel aluminio para que no se queme o reseque, retira 30 minutos antes de que termine su cocción para que se dore.

* El pavo debe cocinarse lentamente y durante un tiempo prolongado.

• Puedes preparar el pavo estando congelado, pero tomará más tiempo para cocinarse, por lo menos un 50 por ciento más del recomendado para pavos completamente descongelados.

* Es necesario precalentar el horno a 230 °C, meter el pavo y bajarle la temperatura a 180 °C.

* Abrir el horno a menudo para bañar el ave prolongará su cocimiento, pero vale la pena hacerlo por los resultados que se obtienen.

* Para saber si ya se coció es necesario realizar un corte en la pechuga, si los jugos del pavo salen claros quiere decir que ya está listo. Si cuentas con un termómetro debe marcas los 74° C.

Valor nutrimental

El pavo es fácil de digerir y contiene menos de 130 kcal por cada 100 gramos. Además es fuente de proteínas, vitaminas del grupo del complejo B y el ácido fólico y de minerales como el fósforo, el potasio, el magnesio, el hierro y el zinc. La carne de pavo es un alimento perfecto porque contiene poca grasa, no tiene colesterol y es muy nutritivo y sabroso.