Receta de budín inglés, postre ideal para Navidad

0

La Navidad se acerca, y si bien ya empezamos a decorar nuestros hogares, colocamos el árbol de navidad y hacemos el listado de los regalos para nuestros seres queridos, también es momento de prepararnos para una de las cenas mas deliciosas del año. La cena de navidad.

Seguramente al pensar en cena de navidad pienses en un delicioso pavo, una pierna de cerdo, o el clásico bacalao a la vizcaína, no por ello debemos dejar de lado el postre, sin duda una de los mejores momentos de cualquier cena y en especial en esta fecha tan especial.

Es por ello que hoy te quiero hablar del postre clásico de estas fechas, el budín inglés, conocido como la torta de navidad, es un bizcocho más bien seco que contiene frutas confitadas, dátiles, pasas, nueces, almendras y avellanas. Hay quien suele decorarla con guindas, cortezas confitadas y los frutos secos de temporada, por lo que resulta muy vistosa y atractiva.

Si quieres aprender a hacer el budín inglés con licuadora aquí tienes una receta súper fácil en este enlace: https://comprar-licuadora.com/budin-ingles/

Publicidad

Pero, ¿Cuál es el origen del budín inglés?

Sin pretender meternos en clases de historia te contaré que el origen de esta receta inglesa tan particular es el Porridge de ciruelas que consistía en caldo de carne con ciruelas y uvas pasas, especias, vino y pan rallado, que  con el tiempo se fue transformando en Plum Pudding, un pastel de frutas bastante pesado que se solía elaborarse hasta con casi seis meses de anticipación para que todo estuviera en su punto de sabor, se solía servir con Pavo Horneado, se le regaba un poco de coñac encima y se flambea.

Aunque cabe decir que la receta más antigua esta datada en la Antigua Roma donde parte de los ingredientes consistía en semillas de granada, frutos de pino y pasas de uva mezcladas en un puré de cebada. En la Edad Media a esta receta se le agregó miel, especias y frutas de conserva. Allí fue cuando comenzó a conocerse como “pastel de fruta”.

Una curiosidad acerca de su origen cuenta que existía la antigua creencia de que el budín inglés era conservado durante mucho tiempo en sus casas, pero no sólo para tenerlo como alimento, sino que además se creía que les servía para protegerse de varios males.

Hoy en día el budín inglés tiene muchas variantes de preparación, ya sea con o sin glaseado, especies y diversidad de frutas que lo acompañan pero sin dudad es un postre con sabor inigualable.

Es un postre ideal para esta época del años ya que además de delicioso resalta el toque navideño. Si bien puedes comerlo después de cenar, también puedes disfrutarlo en cualquier horario del día ya sea con una deliciosa taza de chocolate caliente o un aromático café.

 

Publicidad