Portal de Cocina, Recetas, Tips y Más

¿Sabes qué son los alimentos funcionales?

0

Por Maricarmen Osés

iStockphoto/ThinkstockCada vez más en el supermercado existen alimentos a los que ha sido añadido algún ingrediente que tiene propiedades y puede o podría aportar algún beneficio al organismo, aparte de los nutrientes que ya tiene el propio alimento. Los beneficios que proporcionan muchas veces son teóricos, porque aunque el Omega 3, por ejemplo, ayude a mejorar el perfil de lípidos y disminuir el colesterol malo y aumentar el bueno, no necesariamente una leche que tenga Omega 3 tiene ese resultado realmente en el cuerpo, puesto que se debe saber cuanto contiene esa leche de Omega 3 y cada cuanto se va a ingerir.
Para que realmente un alimento funcional pase de la teoría a la práctica, debe contener la recomendación de “ese” ingrediente y debe ser consumido de manera regular.

Ejemplos de ingredientes más usados en alimentos funcionales:

Ácidos grasos poliinsaturados Omega-3, 6, 9 / DHA/EPA, estanoles y esteroles. Podría reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, puede mejorar el mantenimiento de funciones mentales y visuales.

Ácido linoléico conjugado -CLA-. Podría contribuir a mantener una composición corporal deseable, puede mantener el sistema inmunológico.

Beta caroteno ?-caroteno. Posible neutralizante de radicales libres, posible fortalecedor de las defensas antioxidante.

Luteína, zeaxantina. Podría contribuír al mantenimiento de una visión saludable.

Licopenos. Podría contribuir a la prevención del cáncer.

Fibra dietética, fibra insoluble o soluble. Podría reducir el riesgo de enfermedad coronaria. Podría contribuir a mantener el sistema digestiva y reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular y de cáncer y contribuir al mantenimiento de niveles de glucosa adecuados.iStockphoto/Thinkstock

Isoflavonas. Podrían contribuir a mantener la salud ósea, funcionamiento del cerebro y sistema inmune. Ayudan a  mantener la salud menopáusica.

Flavonoides. Podría fortalecer las defensas antioxidantes celulares. Podría contribuir al mantenimiento de la salud cardíaca. Podrían neutralizar los radicales libres, podría fortalecer las defensas antioxidantes celulares y también  contribuir al mantenimiento de la salud cardiaca y del tracto urinario.

Finalmente, el consumidor es quien decide ingerirlos,
mientras no haya evidencia científica de que estos productos tengan ese resultado en el cuerpo, pero son una alternativa a consumir más variedad de productos benéficos para el organismo. Sin duda, la recomendación que más funciona para lograr vivir en salud y prevenir enfermedades, es llevar un estilo de vida saludable que integre una dieta rica en nutrientes, equilibrada, variada y moderada, con su dosis regular de ejercicio constante y consistente.