Come rico y saludable con la mitad de calorías

Por Guadalupe Herrera Estrada, Nutrióloga asesora en Metco

0

Comer fuera de casa puede parecer un problema, pues nos alimentamos con lo que encontramos, descuidamos nuestra alimentación y por lo tanto aumentamos de peso. Recuerda que cuidar tu alimentación no es sinónimo de restricción, puedes disfrutar de la comida sin importar la edad y los días ajetreados.

A continuación algunos tips para ti y tu familia:

Desayunar antes de salir de casa es la mejor opción:

no te dará tanta hambre en el trabajo o en la escuela, rendirás más y no pasarás toda la mañana pensando en comida o buscando golosinas, además de que moderas tu apetito. Programa y prepara tu desayuno desde un día anterior. Algunos ejemplos de recetas fáciles son:

Publicidad

  • Licuado o smoothie. Agrega 250 ml de leche descremada, 1/2 fresas o zarzamoras, un puño de almendras y endulza con Azucar BC ®
  • Fruta picada con yogurt natural.   Sirve en un tazón yogurt natural, endulza con Azucar BC ® , agrega ½ manzana picada en cubos, mezcla   y cubre con ½ taza de fresas. Espolvorea almendras o nueces al gusto.
  • Llévate al trabajo o escuela una fruta en pieza lavada y lista para consumirse. Así siempre contarás con un snack fresco y saludable que podrás compartir con tus compañeros.

A la hora de la comida, si tienes oportunidad, quédate en el comedor de la empresa o escuela:

  • Prefiere agua simple o prepara una limonada en lugar de refrescos o jugos. Endulza con Azucar BC ® para disminuir el aporte calórico.
  • Prefiere alimentos cocinados a la plancha, a la mexicana o caldillo en lugar de alimentos fritos o empalizados
  • Acompaña tus platillos con guarnición de verduras
  • Elige como postre fruta natural, es la mejor opción
  • Si no cuentas con comedor en tu oficina o sales a comer, elige restaurantes de comida corrida o menú fijo, en lugar de comida rápida

Hidrátate. Recuerda que el agua es esencial para tu cuerpo:

mejora tu rendimiento y concentración en el trabajo. Llévate una botella de agua de tu casa y si tienes oportunidad rellénala en la oficina o en la escuela, así consumirás líquidos todo el día.

Muévete más. Aprovecha todos los momentos del día para moverte:

  • Utiliza las escaleras de la oficina o escuela
  • Si no tienes tiempo de hacer ejercicio, carga en una bolsa tus tenis y sal a caminar 10 minutos después de comer.
  • Si tus horarios de trabajo son complicados y no te permiten ejercitarte de lunes a viernes, busca actividades extra el fin de semana como caminar, clases de baile o andar en bici.

Inicia cambios en tu estilo de vida. ¡Haz consciencia de qué comes y cuándo lo haces! Recuerda que siempre puedes contar con Azucar BC ®, endulzante que contiene la mitad de calorías en comparación al azúcar de mesa. Así consumes la mitad de las calorías, sin sacrificios.

Publicidad