Portal de Cocina, Recetas, Tips y Más

Montelobos Tobalá, un mezcal que rescata la tradición y el oficio mezcalero

0

Casa Montelobos es una firma mexicana comprometida con transmitir el valor biológico, histórico, cultural y sensorial del mezcal a través de sus productos y estableciendo proyectos productivos en colaboración con familias mezcaleras que se han dedicado por generaciones a este ancestral oficio. Después de cinco años de haber lanzando Montelobos® Espadín Oaxaca –que en abril de 2017 fue galardonado con doble medalla de oro en San Francisco World Spirits Competition (SFWSC)–, y de establecerse como una marca comprometida operando en el estado de Oaxaca, la empresa presenta Montelobos® Tobalá Puebla, un mezcal único, resultado de una colaboración ahora con la familia Alva, que mantiene los mismos principios filosóficos y de sustentabilidad originales de la empresa.

“Es muy emotivo poder ofrecer Montelobos Tobalá, después de casi dos años de trabajo; construyendo un palenque en la región de la Mixteca Poblana, explorando los procesos de producción tradicional de la zona y definiendo la receta exacta para nuestro mezcal, siempre buscando extraerle el alma al tobalá cenizo cultivado, que acá, a las faldas de la Sierra del Tenzo, la familia Alva ha cuidado por más de 12 años”, comparte Iván Saldaña, fundador de Casa Montelobos, y doctor en biología por la Universidad de Sussex especialista en agave y sus destilados.

Montelobos Tobalá, explica Saldaña, es un ejercicio experimental donde se desdoblan las características naturales del Tobalá en un mezcal herbal que muestra la potencia primitiva de este maguey, con su elegancia mineral y sabores a frutos secos.

Tobalá es una palabra zapoteca que significa “maguey caliente o aromático”, y es altamente valorado para producir mezcal. Lamentablemente ha sido sobreexplotado desde que inició el boom del mezcal a nivel internacional. Casa Montelobos se propuso desde el inicio utilizar solamente agave sustentable, es decir, 100% cultivado sin explotar magueyes silvestres. Asimismo, y siendo respetuoso con el medio ambiente, Montelobos® no recurre al uso de pesticidas o herbicidas.

“Finalmente se está poniendo a disposición del público un mezcal de Puebla. Y no cualquier mezcal, un Tobalá de sabores muy finos que expresa la riqueza de estas tierras. Esto es importante para nosotros, porque somos pioneros en reconocer el valor de la Mixteca Poblana como región mezcalera”, comparte Saldaña.

tobala

A la vista, Montelobos® Tobalá es un mezcal cristalino con brillos de plata, al olfato presenta aromas de limón, pimiento verde y pera. Al contacto con el paladar encontramos gustos cítricos y albahaca, higo, macadamia y trufa, por lo que lo ideal es disfrutarlo derecho.

Al igual que su hermano oaxaqueño Espadín, Montelobos® Tobalá se produce en volúmenes pequeños usando procesos originales como la cocción en hornos bajo tierra, la fermentación salvaje y la destilación con fuego directo. “Tenemos un firme compromiso con la sustentabilidad de las materias primas orgánicas que utilizamos, respetamos los procesos de producción y nos conectamos con la comunidad de San Nicolás Huajuapan, en donde establecimos el palenque para desarrollar esta nueva y excitante variante, fusión de métodos tradicionales con una visión contemporánea”, comenta el especialista en agaves.

Montelobos® Tobalá es más que una bebida artesanal, “es también un proyecto que revive la historia del mezcal en Puebla y reivindica el enorme esfuerzo de mi familia para rescatar la variedad Tobalá cenizo’ explica Aarón Alva, agavero y responsable de la producción en el Palenque del Tenzo.

Para disfrutar Montelobos® Tobalá hay que atreverse a explorar lo que Puebla ofrece. La relación de azúcares, grasas y herbacidad del agave Tobalá poblano es lo que lo hace especial. “Es una planta que tarda en madurar y cuida celosamente lo que tiene dentro”, puntualiza el también creador del proyecto Anatomía del Mezcal.

Montelobos® Tobalá tiene un perfil muy diferenciado que busca compartir la grandeza y la diversidad del mezcal a través de un producto cuidado a detalle, conceptualizado y materializado a través de un diálogo. “Juntos queremos contar la historia del Tobalá cenizo poblano, que merece ser contada, para que la gente sepa qué es lo que se está tomando”, finaliza Saldaña.