Para un mejor manejo de tu glucemia, consume Peras USA

Nutrióloga Esther Schiffman Selechnik

0

Me ha tocado escuchar a personas que padecen diabetes o que no manejan bien sus niveles de azúcar en sangre (glucemia), que han dejado de consumir fruta por miedo a que su azúcar pueda afectarles y por ello me parece importantísimo hablar de este tema debido a que es totalmente lo contrario, siendo que el consumo de fruta les ayuda a tener un mejor control de su glucemia, tanto por su elevado contenido de fibra como de polifenoles antioxidantes potentes

De hecho, un estudio reciente, evaluó si al restringir el consumo de frutas en pacientes con diabetes tipo 2 durante 12 semanas, mejoraban algunos parámetros de peso, circunferencia abdominal, glucosa y hemoglobina glicosilada; sin embargo, no sólo no hubo cambios en los valores, sino que se incrementaron algunos marcadores de daño oxidativo que se traducen en un aumento del riesgo de hipertensión, riesgo cardiovascular, cáncer y otras enfermedades crónicas caracterizadas por inflamación

Igualmente, el estudio nacional “Kadoorie Biobank” de China, que es muy relevante ya que incluyó medio millón de adultos entre 30 y 79 años de edad y los siguió durante 7 años, concluyó que, a mayor consumo de frutas, menor es el riesgo de padecer diabetes; y en aquellos que ya padecían la enfermedad, un mayor consumo de frutas se asoció a un menor riesgo de desarrollar complicaciones vasculares y un menor riesgo de muerte

Por ello, sin lugar a dudas, personas con y sin diabetes deben cumplir con los requerimientos mínimos de dos frutas al día; y en el caso de las personas con diabetes o hiperglucemia, preferir aquellas ricas en fibra y polifenoles, que han demostrado en distintos estudios favorecer un mejor control de la glucemia o un menor deterioro del páncreas tras su ingestión, como es el caso de la deliciosa y jugosa pera

La fibra dietética es la parte de las frutas que no podemos digerir y que por su viscosidad ha demostrado retardar la absorción de azúcares y colesterol a nivel intestinal

Además, su fermentación en el colon produce gases y ácidos grasos de cadena corta, capaces de brindar largas horas de saciedad en las personas y con ello que tengan un menor consumo de otros alimentos menos saludables durante el día

Ambas situaciones ayudan a cuidar a nuestro páncreas al impedir que sus células beta secreten insulina de más, lo que retrasa la aparición de la diabetes y/o de las complicaciones que vienen con esta grave enfermedad. La buena noticia es que la pera no sólo es una excelente fuente de esta fibra y de sus beneficios (24% de nuestro requerimiento diario) sino que además contiene una gran cantidad de polifenoles. Entre los polifenoles de la pera se encuentran los flavonoides, cuya estructura ha demostrado lograr interferir en el proceso de formación de amilina, un polipéptido que daña a las células beta del páncreas(que son las células productoras de insulina) por lo que, al consumirlos en cantidad suficiente, protegemos nuestro páncreas y evitamos la progresión de la diabetes y de sus complicaciones.

Si todavía necesitas más datos para convencerte, te encantará saber que bajos niveles de vitamina C se han asociado a un aumento en la resistencia a la insulina y aunque faltan más estudios, todo indica que un aumento en el consumo de frutas ricas en vitamina C, como la pera (1 pera mediana brinda el 10% de la ingesta diaria recomendada), especialmente en la niñez y adolescencia podrían retardar la aparición de diabetes tipo 2 en personas con alto riesgo, como lo tenemos la mayoría de los mexicanos

Así es que no lo dudes y toma las riendas de tu salud consumiendo frutas, especialmente tus consentidas Peras USA.

Publicidad